Red flags en un/a psicoterapeuta

 


Red flags en un/a psicoterapeuta 


Escoger a un/a buen terapeuta puede parecer una actividad demandante y en algunos casos incluso, estresante, sobretodo cuando no se sabe qué buscar en un profesional. Generalmente, ya es difícil buscar ayuda psicológica en primer lugar, por lo que, sumar el escoger a "un buen psicólogo/a” lo hace parecer una tarea casi imposible.


Sin embargo, es vital proseguir con la búsqueda hasta encontrar a alguien con quien exista conexión y confianza, pero sobretodo, sentir que esta persona realmente puede ayudarnos. Comprender estas señales de que un terapeuta es adecuado o “bueno” es algo difícil de hacer, no obstante, comprender cuáles son las señales de que un terapeuta NO es adecuado, puede resultar más sencillo e igual de útil.


Es por esto que en este artículo hablaremos sobre las posibles señales que podrían significar que tu terapeuta NO es el adecuado, o como les llamamos; “red Flags” que puede traducirse como “Banderas rojas” o señales para estar alerta.


Psicólogo, Terapia Online, Terapia Psicológica Online, Depresión, Ansiedad Psicología, Terapia Ansiedad, Psicólogos en México, Psicólogos CDMX, Psicólogos Perú, Psicólogos Colombia, Mejor psicólogo en México, Tratamiento Depresión, Terapia Depresión, Depresión psicología, Problemas de depresión, Síntomas depresión, Tratamiento para la depresión, Salud Mental, Psicología, Blog psicología

  1. A pesar de tener varias sesiones, no te hace sentir en un espacio seguro, te haz llegado a sentir juzgadx, criticadx o invalidadx.
  2. No respeta tu identidad y/o tus creencias, así se trate de que seas feminista como si se trate de que perteneces a cualquier religión. También has sentido que tu terapeuta busca cambiarlas o quiere imponerte sus propias ideas/creencias.
  3. No es flexible con lo que se trata en sesión. A pesar de que en tus sesiones le menciones sobre algo que quieres hablar o algo que te está haciendo sentir mal, opta por imponerte su agenda sin siquiera darte una explicación del por qué no puede responder lo que tú necesitas saber.
  4. No respeta tus tiempos. Tener imprevistos o situaciones de último minuto es algo normal en todas las personas, es correcto que tu psicoterapeuta te avise algún día que no pueda llegar, pero si notas que es impuntual de forma recurrente o cancela las sesiones con mucha frecuencia, deberías plantearte cambiar de psicoterapeuta.
  5. Se distrae con MUCHA facilidad. Si durante la sesión notas que está viendo memes, contestando mensajes o hace cualquier otra cosa que te haga pensar que no te está poniendo atención, háblenlo antes de que el proceso se vuelva complicado. Si incluso después de hablarlo la situación no cambia; cambia de terapeuta.
  6. Te deja tareas. En realidad, no es malo que un terapeuta te deje tareas. Según el enfoque, esto puede ser más normal en unos que en otros, pero una verdadera red Flag es que tu terapeuta, a pesar de dejarte tareas, NUNCA las revisa o incluso, olvida que la dejó en la sesión pasada.
  7. No habla de forma neutral. Si tu terapeuta hace comentarios discriminatorios o denigrantes hacia ti o cualquier otra persona; RED FLAG GIGANTE. Aún le estés contando de la peor persona del mundo, tu terapeuta no debería insultarle o sonar denigrante.
  8. Te sientes forzadx. Si tu terapeuta te obliga o te presiona de cualquier forma a hablar sobre temas o situaciones que aún no te sientes listx para contar; SAL DE AHÍ. En terapia, todo deberá suceder a tu tiempo.


Después de leer estas redflags, es importante señalar que hay situaciones en las que el terapeuta puede equivocarse, por lo que, este artículo no pretende estigmatizar a cada terapeuta que haya hecho alguna de estas cosas. Sin embargo, es importante considerar que hay mucho en juego cuando uno asiste a terapia y conformarse con una terapia a medias, nunca debería ser una opción.


En Casi Creativos, ofrecemos terapia psicológica a distancia con varias y geniales garantías de satisfacción, entre las que están:

  • Si no te gusta tu primera sesión, te devolvemos tu dinero.
  • Puedes cambiar de psicoterapeuta en cualquier momento sin perder tu avance.
  • Puedes elegir a tu terapeuta, los horarios que mejor se ajusten a ti y la periodicidad.


Puedes dar CLICK AQUÍ para comenzar a tomar terapia.